Psalms: Real Prayers for Real Life, Nov 3, 2020

Psalms:  Real Prayers for Real Life

by Kathy Neufeld Dunn, WDC Associate Conference Minister (Kansas-Based)

Are you excited for the election results?  Are you anxious?  Do you wonder who will represent “the least of these” in your state and in our nation? Are you bored with the whole thing?   I encourage you to reorient yourself toward the One who is Lord of all.

The psalms have been the prayer book for two Abrahamic religions for thousands of years.  Today is a day to begin a new prayer practice or to focus more keenly on these ancient prayers as real words for real life.  They are intimate, leading us toward God who knows us at our best and at our most desperate, enraged or grief-stricken.  They are also the prayers of a people.  They are both personal and political.  Allow them to be your prayer today.

No matter which politicians win and lose, I challenge you to pray today a psalm of praise, a psalm of lament, and a psalm recognizing God’s love and justice for those most in need.  Maybe we can begin to recognize how others are feeling.  Perhaps this is a way to take one step toward God and toward those who did not vote the same as we did. It’s time to move toward each other in love.  It’s time to seek ways to work together for the sake of the most vulnerable as God calls us to do.

Pray the psalms.  Allow God to speak to your heart and mind on this day and every day.  After all, when we pray to the “Lord,” we are proclaiming that God has our allegiance, not one party or another.

—–

Los Salmos: Oraciones reales para la vida real

¿Estás emocionado por los resultados de las elecciones? ¿Estás ansioso? ¿Se pregunta quién representará a “los más pequeños” en su estado y en nuestra nación? ¿Estás aburrido de todo esto? Te animo a que te reorientes hacia Aquel que es el Señor de todo.

Los salmos han sido el libro de oraciones de dos religiones abrahámicas durante miles de años. Hoy es un día para comenzar una nueva práctica de oración o para enfocarte más en estas antiguas oraciones como palabras reales para la vida real. Son íntimas y nos conducen hacia Dios, que nos conoce en nuestro mejor momento y en nuestro momento más desesperado, enfurecido o afligido. También son las oraciones de un pueblo. Son tanto personales como políticos. Permíteles ser tu oración hoy.

No importa qué políticos ganen y pierdan, te desafío a orar hoy un salmo de alabanza, un salmo de lamento y un salmo que reconozca el amor y la justicia de Dios para los más necesitados. Quizás podamos empezar a reconocer cómo se sienten los demás. Quizás esta es una manera de dar un paso hacia Dios y hacia aquellos que no votaron igual que nosotros. Es hora de acercarnos en el amor. Es hora de buscar formas de trabajar juntos por el bien de los más vulnerables, como Dios nos pide que hagamos.

Ora los salmos. Permite que Dios hable a tu corazón y mente en este día y todos los días. Después de todo, cuando oramos al “Señor,” estamos proclamando que Dios tiene nuestra lealtad, ni un partido ni otro.

Subscribe to News via RSS

Comments are closed.