Turning the world upside down / Trastornando al mundo

Turning the world upside down

by Byron Pellecer, WDC Associate Conference Minister (Texas-Based)

While reflecting on Acts 17, I remembered a song that emphasizes Jesus as the God of the poor and the marginalized, the God who works at the gas station, who is also human, humble and simple, and the God who walks with people from all social classes.

Also, He is the God who is mighty, just, loving and the One who struggles with the oppressed, the persecuted, the discriminated whose back is against the wall suffering the lashes of the master or trying to jump over the wall as he seeks hope for a better tomorrow and sustenance for life.

At the synagogue in Thessalonica, Paul argued from Scripture explaining and proving how it was necessary for the Messiah to suffer and to rise from the dead. Then he added boldly, “This is the Messiah, Jesus whom I am proclaiming to you.” Some believed and others opposed.

It seemed to be that Paul’s and Silas’ message and lifestyle qualified them as “These who have been turning the world upside down”.

When true revelation from Scripture is present, revolution as transformation tends to be the natural and expected outcome. Paul’s message was not about a political insurrection; it was about a social transformation and yet, it had political implications. Jesus is Lord.

Like Paul and Silas, in times of hatred, indifference, intolerance and rage that dominate our global and national context, we are challenged to give evidence of our faith, allegiance and obedience to God. Also, we are challenged to walk with the outcast who is despised by society.

I wonder if our neighbors see us – the church – as those who are turning the world upside down or do they see in us just as another religious group whose lifestyle does not reflect the risen Christ?

My Christ’s Spirit continue leading us to the path of Shalom and transformation.

————————

Trastornando al mundo
by Byron Pellecer

Mientras reflexionaba sobre Hechos 17, me llevó a recordar una canción que enfatiza a Jesús como el Dios de los pobres y los marginados. El Dios que trabaja en la gasolinera, que también es humano, humilde y sencillo, y el Dios que camina con personas de todos los estratos sociales.

Además, Él es el Dios que es poderoso, justo, amoroso y Aquel que lucha con los oprimidos, los perseguidos, los discriminados, cuya espalda está contra el muro sufriendo los azotes del amo o tratando de saltar sobre el muro mientras busca esperanza por mañana mejor y por el sustento de la vida.

En la sinagoga de Tesalónica, Pablo discutía usando las Escrituras explicando y probando cómo era necesario que el Mesías sufriera y resucitara de entre los muertos. Luego agregó audazmente “Este es el Mesías, Jesús, a quien les estoy proclamando”. Algunos creyeron y otros se opusieron.

Parecía ser que el mensaje y el estilo de vida de Paul y Silas los calificaban como “Estos que han estado trastornando al mundo también han venido aquí”.

Cuando la verdadera revelación está presente, de la Escritura; La revolución -transformación- tiende a ser el resultado natural y esperado. El mensaje de Pablo no fue sobre una insurrección política; Se trataba de una transformación social y, sin embargo, tenía implicaciones políticas. Jesús es el Señor.

Al igual que Pablo y Silas, en tiempos de odio, indiferencia, intolerancia y rabia las cuales dominan nuestro contexto global y nacional, tenemos el desafío de dar evidencia de nuestra fe, lealtad y obediencia a Dios. También estamos desafiados a caminar con el marginado que es despreciado por una sociedad la cual está tentada a creer que es mejor que los demás con solo mirar a los rostros de las personas. ¿Son mejores que el Todopoderoso quien creó a la humanidad a Su propia imagen?

Por otro lado, me pregunto si nuestros vecinos ¿nos ven a nosotros, la iglesia, como aquellos que están trastornando el mundo? o ¿nos ven solo como otro grupo religioso cuyo estilo de vida no refleja al Cristo resucitado?

Que el Espíritu de Mi Cristo continúe guiándonos hacia el camino del Shalom y la transformación.

Subscribe to News via RSS

Comments are closed.